Despertarme muy temprano por las mañanas nunca ha sido una tarea muy difícil para mí «la verdad es que yo realmente disfruto ver las 4:45 a.m. en el despertador y despertarme ja ja ja», pero esto lo he logrado con la ayuda de mis padres que me han enseñado que es mejor hacer las cosas temprano y con la mente fresca que más tarde cuando ya estás muy cansado/a, tuvo mucho que ver también el hecho de vivir en las afueras de la ciudad durante 17 años, tocaba madrugar sí porque sí.

Y aunque sí, mi obligación era despertarme temprano para ir a la escuela, cuando entré a la Universidad todo cambió. Nos mudamos a la ciudad y vivo muy cerca de la Universidad, pero me convertí otra persona shame on me, despertaba tarde, llegaba tarde a clases, comía y dormía demasiado hasta que un día decidí que no era así como quería seguir viviendo mis días y fue entonces cuando descubrí el Triatlón y desde ese día, no concibo dormir hasta las 8:00 a.m. «solo si me acuesto muy muy tarde»

Definitivamente todos tenemos el potencial de lograr cualquier cosa que nos propongamos sin excusas y si siempre has querido lograr convertirte en esa persona amante de las mañanas o quieres tips para que desperar sea mucho más fácil estás en el lugar indicado. Lo único que necesitarás es crear una rutina que le permita entender a tu cuerpo que es hora de empezar el día, a continuación encontré algunos tips para que incluyas en tu rutina «a mi me han funcionado de las mil maravillas»

1. Prepárate para el siguiente día

Yo soy una persona medio controladora y enfocada en resultados, por lo que me encanta tener el control de todo lo que pueda. Me encanta saber que puedo prepararme para lo que me espera al día siguiente, pero ¿Qué preparo?:
  • La ropa del día siguiente: si voy a entrenar fuera de casa, dejo afuera la ropa que voy a usar para entrenar, preparo mi maleta con mi ropa de trabajo/ universidad y ropa interior. Si entreno desde casa, dejo todo preparado y mi ropa de trabajo afuera también. Y si no entreno, procuro igual dejar todo arreglado para no perder esta costumbre importante.
  • La comida del día siguiente: si voy entrenar fuera de casa, dejo preparado mi pre-workout (que usualmente es una manzana), mi desayuno, snacks, almuerzo, mis botellas de agua y si me quedo en casa, igual dejo todas mis comidas preparadas, solo que como el ejercicio no será tan intenso, omito mi pre-workout.

Deja todo ordenado y que lugares específicos dónde no sea fácil de olvidar nada, esto hará tu rutina más rápida y placentera.

2. Acuéstate temprano por la noche [10:30 p.m. tops]

Será muy difícil y vivirás por el resto de tu vida con dolores de cabeza intensos si lo tuyo es acostarte a la 1:00 a.m., estresando/a para levantarte a las 5:00 a.m. – 6:00 a.m., para vencer esta debilidad será importante estar pendiente de la hora, prepararte para dormir y hacer algo que te relaje mucho.

Más que por ser una persona que ama las mañanas, dormir bien es importante para una buena salud mental y para el metabolismo del cuerpo, según estudios.

Aprende a conocer tu cuerpo, y te ayudará a entender que cosas le hacen bien y son mejores para descansar profundamente.

3. Abre las cortina, deja entrar un poco de luz natural

La cosa más fácil del mundo es ignorar al despertador, especialmente si tu cuarto es como el mío con un cortina blackout y un colchón demasiado cómodo. El truco es, dejar las cortinas un poco abiertas, para que entre la luz y tu cuerpo entienda que es hora de dejar la cama y ponerse a trabajar al momento que suene la alarma, este es un truco que utilizan muchas personas que enfrentan Jetlag frecuentemente.

4. Toma agua.. y café

He aprendido a amar al agua con todo mi corazón, si no eres ese tipo de persona, tranquilo/a que existen muchas fusiones que puedes preparar con frutas o tomar agua con gas de sabores para empezar y dejar atrás las bebidas con azúcar. Muchos estudios indican que tomar agua por las mañanas en ayunas ayuda a acelerar el metabolismo y a despertar por lo que me encanta empezar la mañana con dos vasos de agua bien fríos. No puedo dejar por fuera a mi querida taza de café, sin ella soy nada. Como buena panameña que vivió 6 meses en Italia, me volví adicta al café: me encanta negro con un paquete de azúcar:)

5. Empieza tus mañanas con tu playlist favorito

Digamos que finalmente lograste salir de la cama temprano, fuiste a la cocina, preparaste un poco de café, tomaste agua y estás listo/a para tu día. Sólo porque has tenido un gran avance y has logrado hacer todas estas cosas, no quiere decir que no vas a estar todo el día quejándote o de mal humor, cuando este momento llegue, ponle ritmo a tu vida. Toma tu teléfono, tablet, laptop y coloca ese playlist que te encanta escuchar mil veces e intenta enfocarte en todo lo positivo de nuevo día.

6. Toma 5 minutos para agradecer

Antes de salir de casa, me encanta sentarme 5 minutos, cerrar los ojos para dar gracias a Dios por este nuevo día, esto lo hago hasta en los días que me levanto con dolor de cabeza, cuando siento que odio a todos y cuando estoy de todos los humores. Tomo tiempo para agradecer y sentirme positiva porque realmente nunca sabemos qué maravillosas oportunidades nos esperan, qué nuevas personas como seremos y qué nuevas cosas nos esperan durante las siguientes horas.

7 . Ejercítate DIARIAMENTE

Estos tips son usualmente cosas que hago diariamente TAN rápido que no me doy cuenta. Una de mis cosas favoritas en el mundo es hacer ejercicio antes del desayuno para que éste sea mi mayor recompensa. Para mí no hay mejor forma de iniciar el día con una buena dosis de endorfinas y energía positiva. ¡Anímate!

8. Organiza Prioridades, sin olvidarte de tí

Es mucho más fácil lograr hacer las cosas cuando existe un plan, una rutina que seguir, pero no olvides organizar las prioridades en tu vida sin perder el enfoque. Aveces nos estancamos por la cantidad de cosas que tenemos que hacer o por el ritmo del día a día, no dejes que esto dañe tu día. Sigue adelante con una sonrisa siempre, que lo mejor está por venir.

Coloca frases de motivación en lugares específicos que te permitan saber que vas por un buen camino.

9. Desayuna Bien

La comida más importante del día es el desayuno, sin éste nuestro cuerpo posiblemente se quede sin energías para lo que le espera. Pase lo que pase, procura siempre tener algo para desayunar. Recuerda que tu cuerpo es tu templo sagrado, cuídalo como tal.

10. Fake it till you make it

Se necesitan 21 días para convertir una costumbre en un hábito, nunca es fácil empezar, nunca es fácil parar y empezar desde 0, pero más difícil y vergonzoso es nunca hacerlo. Tropezarás, te amargarás, querrás llorar y gritar, el día de trabajo se hará eterno hasta que un día deja de ser así. Inténtalo o pretende hacerlo hasta que consigas los resultados.

¿Tienes algún otro tip para lograr hacer de las mañanas algo no tan “traumático”?

Comenta aquí abajo tus tips.

Gracias por seguir conmigo, pronto vendrán mejores cosas 🙂

Un abrazo enorme,

Author: marubarrerag

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *